Optimiza tu red para ver películas y series online en streaming


Entre los ilimitados usos que se le ha dado durante los últimos años al Internet, uno que ya es parte forma parte del estilo de vida de las nuevas generaciones es el de ver series y películas en línea.

En la actualidad, se han desarrollado numerosas plataformas que ofrecen el servicio de internet para streaming, con el que no hace falta que te alejes del sofá para disfrutar de maratones interminables de las series clásicas o del momento, así como de las películas más cotizadas.

Sin embargo, este fenómeno que ya le ha dado la vuelta al mundo requiere de una conexión a la red de óptima calidad y un reproductor online que garantice que los resultados en pantalla que hoy en día se reproducen en calidad HD o alta resolución, sean los esperados.

La razón es bastante obvia, ya que a nadie le gusta ver cómo se interrumpe la transmisión de un final de película o algún episodio de su serie favorita.

¿Y cómo puedes saber si tu conexión está dando problemas para reproducir alguna imagen?

Es muy sencillo: Estas molestas interferencias provocan que la imagen que estás viendo de pronto, y sin razón aparente, se congele o se quede paralizada tal y como lo haría si hicieses una pausa.

También suele aparecer el tan odiado ícono del reloj para indicarte que el material audiovisual se está “cargando” y la más común de todas, que esel pixelado de la imagen o la pérdida de nitidez.

Es por ese motivo que a continuación te ofrecemos algunas recomendaciones para que puedas mejorar la calidad de videos y sacarle todo el provecho a esta revolucionaria forma de ver televisión:

Tabla de Contenidos

  1. ¿Y cómo puedes saber si tu conexión está dando problemas para reproducir alguna imagen?

Verifica el tipo de conexión

La conexión inalámbrica o por vía WIFI se ha popularizado rápidamente, haciendo quedar al cable de fibra óptica como obsoleto. Sin embargo, este método tan utilizado es propenso a la inestabilidad y fallos de conexión.

Esto se debe a que el WIFI por lo general permite la conexión de más de un dispositivo electrónico: (tablets, laptops, móviles...) con lo que internet que alimenta la red se ve debilitado.

En este caso, la solución comienza por revisar la privacidad de tu conexión inalámbrica, y asegurarla con una clave efectiva a la cual solo tengan acceso aquellos dispositivos autorizados por ti.

Por otro lado, se sugiere que cada vez que te dispongas a ver vídeos por internet, te asegures de que no existan otras personas haciendo un uso exagerado de la red tales como una descarga de archivos, alguna actualización de aplicaciones o están en mitad de una videollamada.

Desactivar la función de aceleración de hardware

Esta es una opción que ofrecen ciertos navegadores como Google Chrome, Internet Explorer y Firefox, con el propósito de mejorar el rendimiento del equipo al momento cargar y mostrar imágenes.

Pero que esto no te confunda, porque lo cierto es que cuando habilitas esta función lo que obtienes es más lentitud cuando se usa el navegador para ver películas o series.

Es muy fácil desactivarlo. Tan solo ingresando al menú principal del navegador y seleccionando la opción de “Configuración”. Posteriormente dentro de la pestaña de “Sistema” hallarás la alternativa que dice: Utilización de aceleración por hardware cuando esté disponible.

Suspende o cierra otros programas

Cuando te dispongas a ver cualquier tipo de vídeos conectado a internet y experimentes lentitud en la reproducción, revisa que en tu ordenador o dispositivo móvil no existan otros programas activos. Procura finalizar todos los procesos y actualizaciones y cerrar las aplicaciones. Esto sin lugar a dudas te ayudará a mejorar la calidad de vídeo online.

Elimina los archivos temporales y la caché

Con la finalidad de optimizar tu experiencia en internet, los navegadores almacenan información de las páginas visitadas acumulando archivos residuales que pueden ser perjudiciales.

Tienes que saber que todo ese cúmulo de archivos interviene en la velocidad del procesador, haciendo que todas las funciones del ordenador o dispositivo móvil se ralenticen.

Actualiza los programas

Si cuentas con algún reproductor de vídeo instalado en tu computadora, es posible que requieras una actualización del software para mejorar el streaming y poder disfrutar sin inconvenientes de tus películas y series.

Adapta la calidad de imagen

Los proveedores de entretenimiento en línea, como Youtube y las diferentes páginas dedicadas a ofrecer películas y series en línea te ofrecen la opción de configurar la reproducción de imágenes.

Entre las características que te permiten modificar, está la resolución, con la cual podrás mejorar la reproducción a cambio de la apariencia general de la imagen, si es que no cuentas con una velocidad de conexión tan amplia.

Asegúrate de contar con una buena tarjeta de vídeo

Este componente de los ordenadores y dispositivos móviles modernos es el que hace posible una mejor reproducción de las imágenes. Si ya has probado todo lo anterior y aún así no consigues ver un vídeo sin que sufras fallos en cuestión de minutos, tal vez deberías ir considerando en renovar tu equipo.

Y ahora que lo sabes,  vale la pena dedicar unos pocos minutos para tomar estas previsiones que en el futuro te regalarán horas ilimitadas de diversión en línea sin interrupciones.

  Haz aquí nuestro Test de Velocidad